SLIDER

La vida es bella, formato baúl

Hay mueble más versátil que un buen bául?! Si es de buen tamaño, podés guardar de todo. Como pieza de decoración queda bien dónde lo pongas y miles de veces funciona perfecto como mesa ratona...
Si encima Cris y Romi lo rescataron de un depósito familiar donde estaba un tanto abandonado y ya reciclado termina en el cuarto de su hijita en camino... sí, la vida es bella y hoy tiene forma de baúl.


Hace varios meses me contactó Cris (hermano de una amiga que conozco de chiquito!) para pedirme presupuesto para reciclar un bául. Estaban recién mudados con Romi, y como suelo hacer, sugerí varias ideas de acuerdo a dónde lo iban a ubicar y demás. Pasó un tiempito y hubo cambio de planes! En pocos meses llega Isabella y decidieron que el bául vaya al cuarto de la beba en camino.

El baúl tiene varios años, y si bien es de una madera divina, estaba con bastantes golpes. Por eso creo fue acertada la opción de un desgastado intenso, cosa de dejar ver algo de la madera original pero también renovarlo con color.
El color que eligieron me encantó, porque tal como ellos querían, es un verde que les va a quedar divino en un cuarto infantil, pero que si algun día cambian de idea puede reubicarse en cualquier lugar de la casa. Amamos estos tonos de verde, que combinan tan bien con tantos otros colores!



Mantuvimos los herrajes externos, pero sumamos ruedas para que sea más práctico moverlo. También cambiamos bisagras y colocamos unos brazos buenísimos para que la tapa quede abierta y cierre en forma gradual (hablo en plural porque en esta etapa J colabora un montón!). Este fue un pedido especial de Romi, y la verdad quedó genial! Como en su vida pasada se perdió el herraje original de cierre, sumamos una manija que iba bien con la onda para facilitar la apertura.


La frase "La vie est belle" ya la había pintado en este baúl celeste, y a Romi le encantó. Creo suaviza un poco el baúl, le da personalidad; y una vez más, hace que pueda ser fácil de reubicar en un futuro.
El cambio fue enorme y por suerte los chicos quedaron encantados!




Ojalá a Isabella también le guste este baúl que sus papás pensaron con tanto amor... aunque creo le van a divertir más todos los juguetes y osos que se guarden acá adentro :)
Gracias Romi y Cris! Feliz de haber intervenido este baúl divino. Todo lo mejor!


Espero a ustedes también les haya gustado!
Feliz Martes!

12 comentarios

  1. ay Vero qué divino! impacta ver el antes! ese color es ideal para una habitación pero tal cual queda bien en otro lugar si quisieran cambiarlo!
    Isabella va a jugar a meterse adentro! jeje
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja te juro que entran varias Isabellas, es enorme!! Y si, es un verde divino! Gracias Vicky! Besos!

      Eliminar
  2. Verooo te quedo casi casi tan lindo como el mio!!! jejejeje
    Naaah fuera de broma, te quedo espectacular!! Ya de por si era hermoso ese baul, y encima con el cambio que le hiciste, lo dejaste perfecto!!
    Felicitaciones y buena espera para Isabella y sus papis!!!!
    Besosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que divina Juli! Mil gracias!! Beso grande!

      Eliminar
  3. Qué divino Vero!, me encantó el color!
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Lindísimo y totalmente renovado para guardar los juguetes primero y después los tesoros de Isabella ^-^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! todo eso!! Gracias Piola! Un beso!

      Eliminar
  5. Divinura total, Una pieza para siempre: baúl para juguetes que no para hasta ser la mesita ratona del primer depto de Isabella...vas a ver!

    ResponderEliminar
  6. Un cambiazo Vero!! Pasó de la oscuridad a ser totalmente luminoso. Precioso!!!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta!!! El color, la frase, las ruedas...fui a ver el baúl de la novia, y fue amor a primera vista.

    ResponderEliminar
  8. me encanta el color, entre azul celeste y menta , es ideal y el decapado y la inscripción preciosa!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar tu comentario!

© Vero Palazzo - Home Deco • Theme by Maira G.