SLIDER

Cuyo y más - Parte II

Quedó pendiente esta segunda entrega de Cuyo, que sigue sorprendiendo con paisajes divinos, pero también con otro tipo de encuentros: mucha gente linda, ricas comidas, buenos vino, hoteles con onda...

Para no marearlos, cuento que luego de Talampaya y Laguna Brava (ver Parte I acá) seguimos rumbo norte recorriendo más de la provincia de La Rioja.
Atravesamos la Cuesta de Miranda, con paisajes divinos y un camino super sinuoso (de esos donde yo no me animo a manejar!)




Pasamos por Famatina, un pueblito adorable a los pies del Cerro Famatina
( nos enorgulleció ver los carteles "EL FAMATINA NO SE TOCA", en contra de la minería a cielo abierto a lo que adhiero 100%)






Ya en la provincia de Catamarca, dormimos en Tinogasta, un puelito que es parte de la Ruta del Adobe. Y para no desentonar, dormimos en el hotel de Adobe Casagrande. Muy básico, pero de lo mejor de la zona, que tiene poco desarrollo turístico. Su restaurante tiene mucha onda, y platos regionales muy buenos.

El próximo pueblito que visitamos es Belén, cuna del poncho. Se puede visitar a las tejedoras y sus telares, y también la feria artesanal del pueblo.


Sin dato alguno, llegamos a lo de Avar Saracho. Es una casa-taller-tienda regenteada por Antonio, un porteño que se enamoró de Belén y de una catamarqueña. Y juntos producen unos hilados y tejidos tratados naturalmente... pero con onda contemporánea. Nos quedamos un rato largo charlando con Antonio, nos mostró libros de de donde estudia técnicas y se inspira para algunas cosas, vimos los tachos de teñido, la lana secándose al sol...  

Cambio de letra a modo de paréntesis, para contarles que este encuentro, fue el disparador para que durante este preciso viaje, le comentara a J que "son re lindas las cosas que tienen en Avar Saracho, las podría vender en casa". Y volvimos a casa, y me contacté con Antonio. Y le encargué chales y carteras así, entre otras cosas:




  
Y las vendí muy bien, pero que sobre todo me sirvieron para animarme a hacer accesorios, porque necesitaba tener "algunas cosas más para vender". Y asi fue como en ese invierno de 2009, empecé a diseñar bijou... y no paré de crear con mis manos hasta hoy :)

Saliendo de Belén, y rumbo Sur ahora, pasamos por Londres. Si! no estoy loca! Hay un pueblito Londres en Catamarca... igual, sus carteles tampoco ayudan a ubicarnos correctamente... (Juro que no están tocados con Photoshop ni nada similar!)


A escasos kilómetros del pueblo, se pueden visitar las Ruinas de Shincal, un importante centro de dominación incaica



Continuamos sumándole kilómetros al auto, y bordeando la pre-cordillera, llegamos a la Provincia de San Juan. Y al pueblo de Barreal.

Nos encantó este pueblito porque hay mucha huerta orgánica, hierbas aromáticas, un restaurant alemán donde se come muuuuuuy rico (y de yapa charlás con los dueños mientras te mandás unas costillitas ahumadas espectaculares), varias posadas lindas, los Andes de fondo...




Además estás al toque del Observatorio Astronómico El Leoncito (que se puede visitar) y la planicie de Pampa del Leoncito, donde corren carrovelismo (algo que no pudimos ver porque se hace en verano). Pero si dimos vueltas al atardecer con tormenta en camino:


En Barreal nos quedamos en La Querencia, divina posada donde hubiese pasado varias noches!




Por camino de ripio, llegamos finalmente a Mendoza. Le dicen la tierra del sol y del buen vino, pero esta vuelta, nos tocaron varias nubes. Igual él, con nubes o con sol, no dejar de ser majestuoso!



Sí, es el Cerro Aconcagua, el más alto de nuestro continente, reflejado en la Laguna de los Horcones.






Divididimos nuestra estadía en la ciudad de Mendoza entre un hotel céntrico, y las afueras, en la Finca Adalgisa que nos encantó. Todos los detalles están muy cuidados, la dueña está atenta a todo y yo le sacaba fotos a cada rincón!






Recorrimos el Parque San Martín, un parque enorme en la ciudad. Y también visitamos el Museo Fader (pintor argentino que me gusta mucho).
Y luego... dedicación exclusiva a bodegas y degustaciones varias!!
A pesar de que hoy por hoy se produce excelente vino en varias zonas del país, Mendoza fue siempre reconocida por sus vinos, y podemos decir que es la capital del Malbec, la cepa argentina por excelencia.





Así que acá los dejo, con Malbec en mano: Salud!
Y gracias por acompañarme en esta recorrida!



Más info en:
http://www.lariojaturismo.com/
http://www.turismocatamarca.gov.ar/
http://www.turismosanjuan.com/
http://www.turismo.mendoza.gov.ar/
http://www.lonelyplanet.com/argentina/central-argentina/barreal
http://www.winesofargentina.org/

17 comentarios

  1. Vero qué buen diario de viaje!!! Ya me anoté varios datitos...el norte es una asignatura pendiente y, tenía el prejuicio de que no vamos a tener a dónde ir a parar...veo que estoy bastante equivocada!
    Me encantaron los carteles indicativos (?) de calles jajaja!
    besos, buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez hay más lindos lugares, hotelitos boutique y demás, asi que ojalá puedas hacerlo! beso

      Eliminar
  2. Que viaje!
    Un recoorido maravilloso, se nota que has disfrutado muchisimo!
    Muchos besos!
    Veronica.

    ResponderEliminar
  3. Lindo post!! La zona de Cuyo es una que tengo todavia pendiente, asi que me gustó conocerla un poco mas a traves de tu relato.
    Lo que si conozco es un poquito de Mendoza, que me gustó mucho. Lindo ver la foto del Cristo Redentor. Ahi no llegué porque ese año estaba el camino cortado por la nieve (a pesar de que era pleno enero!). Me emocionó saber la historia de como se construyó y la inscripción que tiene, hermanandonos con el pueblo chileno, como debe ser!
    Bonito viaje! que lindo que es conocer el pais!
    beso, buen finde

    ResponderEliminar
  4. Que maravilla de lugares, que linda la historia de los telares! y me emociono mucho cuando nombraste Barreal, el Leoncito , el observatorio astronomico. Mi mama nacio en San Juan, y despues de recibirse de maestra, se fue a Barreal , era maestra en una escuelita. Despues se caso y dejo Barreal .Siempre de vacaciones ibamos por esa zona, y cruzabamos desde Mendoza, Uspallata hasta llegar al Leoncito, ahi parabamos a correr , me encantaba pisar la arcilla y el ruidito que hacia (nosotros eramso chicos) y fuimos a visitar el observatorio. La vista desde ahi es impresionante, ver el Leoncito y atras la cordillera.
    Me encanto esta entrada... :)
    Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te puedo creer! Barreal es un pueblito que nos encantó, de esos con los que soñas que podria ser un lugar para vivir... Beso!

      Eliminar
  5. Menudo tour!!! menudos objetos!!!!, menudos recuerdos!!!! lo pasarías de fábula, y lo compartes incluso con enlaces!!! a ver si me animo y todo esto sigue actual, porque pudiera ir pronto, claro ;)

    ResponderEliminar
  6. WOW! y mas WOW! Vero que precioso paseo visual, y cuanta información, de verdad que eres toda una guía. Gracias por compartir tan bellos recuerdos, y por la información pues uno nunca sabe cuando puede servir.

    saludos!

    ResponderEliminar
  7. veritoooo, gracias por llevarme de viaje :)

    ResponderEliminar
  8. Qué lindo Vero! una mirada distinta a lo conocido. Tenía pensado conocer Mendoza este año o el próximo y me gustó lo que mostrás. Qué placer viajar!

    ResponderEliminar
  9. Vero me encantan tus relatos de viajes....muy completos...lo que pasa es que dejan en mi alma un poco de inquietud, esa sensación de que no te va a alcanzar la vida para conocer tantos lugares maravillosos y tanta gente estupenda...
    al menos espero cumplir el sueño de ir a Argentina...y ver un poquito de lo mucho que tiene que ofrecer...
    Bueno ya veo que J es igual que M, que le da pereza salir a celebrar los enamorados...pero lo importante es que todo este bien, y para celebrar vale cualquier día...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Que buenas fotos!! Y que buen viaje!! Me encató!! Gracias por compartir!! Besos!

    ResponderEliminar
  11. Gracias chicas! un placer compartir mis crónicas viajeras, y si sirven para soñar-planear algun nuevo viajecito, me encanta inspirarlo! Besos

    ResponderEliminar
  12. veritooo que lindo viaje!!! lo tengo super pendiente!!!!! iba a catamarca de muy chica que mi abuelo tenia "un ranchito", pero no volvi mas..... me encantaria! me encantaron las fotos! y esas fotos de puertas divinas!!!! me encantan tus viajes! beso grande!!! cariños

    ResponderEliminar
  13. Cuando me pongo a pensar en la cantidad de lugares hermosos de mi tierra que no conozco me viene una tristeza, cuando vamos para allá siempre queremos recorrer algo pero las visitas a parientes y amigos nos consumen la cantidad de días que podemos ir, y los abuelos quieren disfrutar al máximo de los chicos, hermosas todas las fotos Vero, gracias por hacerme recorrer Argentina desde aquí :)
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  14. ¡Que fantástico recorrido, Vero, y qué de fotografías espectaculares: la de la carretera con esas nubes, la del pajarito, el Aconcagua, la de la indecisión vial...!
    Besos y gracias por compartir

    ResponderEliminar
  15. Que lindo viaje Vero! Y por lo visto fue tan inspirador que te cambió la vida. Catamarca es una cuenta pendiente y que yo recomiendo mucho a pesar de no haber ido. Los paisajes, la gente, la comida son únicos. Lamentablemente es un destino no muy visitado que vale la pena descubrir y que si tuviera mayor difusión ayudaría mucho a mejorar los ingresos de la provincia.
    Seguí subiendo fotos de tus viajes! Me entusiasman tanto que hasta se me ocurre la loca idea de armar un blog de viajes pero como ya hay tantos y me faltan muchos km de esta tierra por recorrer, siempre desisto de la idea.
    Besotes!
    Mercedes.

    ResponderEliminar
© Vero Palazzo - Home Deco • Theme by Maira G.