SLIDER

Estrenando tranquera: renovada y protegida con Cetol

Hacía tiempo tenía ganas de renovar una puertita estilo tranquera que da acceso al jardín por uno de los costados de casa. Me dio muchísimo trabajo pero no puedo estar más feliz con el resultado!



Si bien es una entrada lateral, en Primavera Verano se usa un montón: a medida que van cayendo amigos y familia, directamente entran por ahí. La puerta de la cocina da al mismo lugar, que sería el garage semi-cubierto. Es una zona de paso constante y aunque no sea la entrada principal y también guarde nuestras bicicletas y demases, nos gusta tenerla prolija y linda.




Las plantas están muy bien, estamos en proceso de renovar el piso (actualmente hay una especie de cemento alisado no muy logrado) por pórfido de la Patagonia en formato adoquín que va a quedar muy bien con estas piedritas... y la tranquera me hacía mucho ruido hacía rato. Estaba pintada super oscura, tanto que no se sabía si era de madera o qué! Así se veía:



Tenía clarísimo que iba a implicar mucho trabajo... pero finalmente me animé sabiendo que abajo de todo eso habría madera y que ahí iba a estar Cetol para hacerla lucir! :)
Estos son los materiales que usé para las diferentes etapas de esta transformación:
Removedor en gel de buena calidad
Espátula
Agua y esponja
Guantes, lentes, barbijo
Lijas 80 y 240
Lijadora eléctrica
Trapo
Pinceles
Cetol Classic Tecnología Balance - Color Cristal, terminación satinada


Paso 1 - Aplicar Removedor en gel
Es muy importante que a la hora de trabajar con removedor tomemos todos los recaudos para evitar accidentes: usen siempre guantes, lentes y recuerden colocarlo en un recipiente de metal, ya que es un producto tan fuerte que desintegra plástico o telgopor, por ejemplo! Y en contacto con nuestra piel, quema (si les cae alguna gotita en la piel, laven inmediatamente con agua y jabón).
Apliquen el removedor en gel sobre la madera con un pincel viejo, que queda una película espesa. Dejen actuar unos minutos y notarán que la pintura se empieza a levantar, hace como globitos. Retiramos con una espátula, a mi me funcionó mucho una medio curva. Pueden aplicar hasta dos o tres veces, la idea es ir levantando las capas de pintura anterior hasta llegar a la madera.



IMPORTANTE: Una vez que terminen de aplicar el removedor, laven la superficie con abundante agua y esponja para eliminar cualquier resto de producto que pueda seguir actuando sobre la madera. Si están trabajando con una mesa o muebles más delicado, deben ser cuidadosos en este primer paso, para no lastimar la madera. Por otro lado, seguramente serán más detallistas que yo en esta oportunidad donde estamos trabajando con una madera muy dura... que no deja de ser una tranquera :)


Paso 2 - Lijar
Para terminar con el proceso de "lavado" de mi tranquera, una vez bien seca la superficie, fue hora de lijar. El removedor facilita mucho la tarea, pero el toque final lo da el lijado.
En este caso, siendo una madera muy dura y con la base oscura que tenía, le dimos fuerte a la lijadora eléctrica con lija bien gruesa, de 80. Y al final, una más fina. Recuerden usar barbijo para no aspirar polvo y también lentes y guantes. Como dije arriba, he lavado mesas donde no soporto ni una ¨manchita¨ oscura=restos de pintura anterior. En este caso fui un poco más flexible :) pero de todos modos creo que el cambio es notorio!


Ahora sí, llegó el momento de eliminar todo resto de polvo... y saltar de alegría! Ya pasamos lo peor!
Tip: Saben que soy fan de la lijadora eléctrica, siempre recomiendo la de 1/4 de lija. Al menos para el tipo de trabajos que hago, es la más versátil.



Paso 3 - Aplicar Cetol
Se imaginan que después de la etapa de removedor y lija, aplicar Cetol fue EL momento!
Sobre todo porque siempre elijo la tecnología Balance. No hay nada más que buscar un pincel, abrir la lata y aplicar! No hay que diluir ni nada por el estilo... y encima es un protector sin solventes. Sí, el pincel lo lavás con agua! Y el poder de protección de la madera es el de siempre.




IMPORTANTE: Recuerden que para aplicar la segunda mano hay que esperar unas 3 horas. Mientras tanto, el pincel puede quedar en agua, o lo enjuagamos bien. Lo mismo para aplicar la tercera mano que nos asegura la mejor protección en el tiempo.



Mientras se secaba la segunda mano de Cetol, a J se le ocurrió pintar los postes de algarrobo que sostienen la tranquera con pintura de la casa que nos había sobrado. Así se destaca más la "nueva" madera de la tranquera y todo quedó más armonioso y... como nuevo! Nos encantó! Y a Olivia también!





Gracias Cetol por acompañarme en esta renovación!
Y aplausos para J que le puso el hombro a las etapas 1 y 2 del proceso, donde trabajamos los dos, uno a cada lado de la tranquera. Sí, después también hizo de fotógrafo :)




Espero les guste el resultado tanto como a nosotros y que se animen a renovar su muebles de madera para que estén listos para disfrutar esta época del año.




Buen Miércoles!






** Este post fue realizado en colaboración con Cetol **


2 comentarios

  1. Qué linda quedó Vero. Ví la foto en IG pero quería ver bien el paso a paso y la verdad el cambio es espectacular.

    Un abrazo

    Andrea

    ResponderEliminar
  2. Y.... que te puedo decir? Un lujo!! Un lujo todo!! Tu trabajo, el de J, las fotos, tu post!!! Impresionante!!! ❤❤❤

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar tu comentario!

© Vero Palazzo - Home Deco • Theme by Maira G.